Imagen de una dama sosteniendo un iPad para representar el Blog de la Certificacine Coaching

[BLOG]

[BLOG]

Método de Coaching DiRECTO

Coaching
October 07, 202210 min read

En esta publicación explicaremos el Método de Coaching DiRECTO, que es una poderosa forma de hacer coaching que cada vez está ganando más popularidad.

Por lo tanto, si deseas conocer una metodología que describa cómo hacer coaching de forma fácil y sencilla, este artículo es para ti.

Este método de coaching se caracteriza por siete etapas: definición, investigación, resolución, ejecución, cambio, transición y obtención de resultados. Al comprenderlas, tendrás un entendimiento más claro sobre qué es coaching y qué hace un coach.

Por qué un método de coaching

Tal vez te preguntes por qué deberías conocer un método de coaching. He aquí algunas razones:

  1. Es importante conocer las etapas de un proceso de coaching, pues la misma metodología se aplica para los diferentes tipos de coaching.

  2. Hacer uso de un método sencillo y fácil de aplicar, es una gran opción para quienes desean formarse como coaches y poner en práctica sus habilidades rápidamente.

  3. Este método puede utilizarse en cualquier contexto, ya seas propietario de una empresa, directivo de una, colaborador o un aspirante a coach.

  4. Los métodos son esenciales para ayudar a los clientes a alcanzar sus objetivos y sueños en un proceso de coaching.

  5. Finalmente, está basado en los pasos que todo coach profesional debe llevar a cabo.

Animación de una dama introduciendo el tema Método de Coaching DiRECTO.

Método de Coaching DiRECTO

Cuando se hace coaching a alguien, es importante utilizar una metodología probada y basada en evidencia científica.

El Método de Coaching DiRECTO, se basa en una sólida metodología de liderazgo utilizada en la gestión de proyectos, lo que lo convierte en una poderosa herramienta para cualquier coach profesional.

Las 7 etapas del proceso de coaching aquí descritas, son esenciales para ayudar a los clientes a alcanzar los resultados deseados.

De hecho, dado que este método es sencillo y fácil de aplicar, se convierte en una excelente opción para quienes buscan iniciarse en el coaching.

A continuación, te presento el detalle de las siete responsabilidades de un coach, a partir del modelo de Coaching DiRECTO.

Icono de la etapa de definición del Método de Coaching DiRECTO.

Definición

En cualquier proceso de coaching, es esencial que el coach y el cliente tengan un claro entendimiento del problema o la situación que se va a tratar y qué tan lejos llegarán juntos, trabajando en búsqueda de una solución.

Esto implica obtener una definición clara del problema por parte del cliente, y luego colaborar para aclarar la mejor manera de abordar dicho problema. Esto mediante la definición de lo que será el alcance del proceso de coaching.

La claridad de esta etapa es clave en el coaching, ya que permite que tanto el coach como el cliente se mantengan centrados en la tarea en cuestión.

Definir correctamente el problema o la situación actual, así como aquello que se desea lograr a través del coaching, son elementos esenciales para que la intervención de un coach sea eficaz.

Por ejemplo, si un líder que busca un coach para mejorar su desempeño como directivo, un coach le ayudará a definir qué quiere lograr a través del coaching. También le ayudará a clarificar cuáles son los desafíos actuales que enfrenta.

Finalmente, el coach le ayudará al líder a madurar la necesidad de querer cambiar lo que tiene por lo que quiere, analizando cómo se relacionan los diversos elementos que inciden en el desempeño actual.

Icono de la etapa de investigación del Método de Coaching DiRECTO.

Investigación

Una vez definida la brecha que lleva al cliente de un punto a otro, la segunda etapa de un proceso de coaching, consiste en ayudarle al cliente a considerar múltiples opciones de acción para lograr avanzar desde donde está. Aquí se trata de investigar estrategias iniciales de cambio.

En esta etapa, el coach le ayuda al cliente a considerar lo que puede hacer para pasar de la situación actual a una deseada.

Naturalmente, un mayor número de alternativas proporcionará más posibilidades de cambio. Por lo tanto, el deber del coach aquí es facilitar preguntas que liberen la creatividad del cliente.

Parte de las responsabilidades de un coach en esta etapa, consiste en ayudar al cliente a evaluar las diferentes opciones que surjan. Todo con el fin de ayudar al cliente a investigar cuál considera es la estrategia más eficaz.

Regresando al ejemplo anterior, aquí el coach le ayudará al líder a definir exactamente qué es lo que quiere en lugar de aquello que quiere evitar o de aquello de lo que se quiere alejar.

La definición de una situación deseada, es lo que facilitará la liberación de la creatividad en el cliente, pues es mucho más fácil definir estrategias de acción, cuando se sabe hacia adónde se quiere ir.

Icono de la etapa de resolución del Método de Coaching DiRECTO.

Resolución

La responsabilidad que tiene un coach de llevar a los clientes a una resolución es importante en un proceso de coaching. Esto obedece a que le permite al cliente tomar mejores decisiones para lograr un objetivo.

Al resolver cuál es la estrategia de acción a utilizar para lograr el desplazamiento hacia la situación deseada, el coach ayuda al cliente a mantenerse enfocado en su objetivo. Aquí es importante ayudar al cliente a conectar aquello que puede hacer con lo que desea tener.

Es decir, la resolución consiste en traducir la acción en un resultado específico a alcanzar. La resolución de esta situación deseada, además de específica, tiene que ser significativa.

Con la claridad de un destino específico a alcanzar, también será mucho más fácil resolver un plan de acción detallado a implementar para avanzar.

Ilustrando este paso mediante el ejemplo inicial, aquí el coach le ayudará al líder a definir un objetivo y tres resultados clave que evidencien de forma específica la mejora en el desempeño.

Con lo anterior, el líder podrá definir un mapa de ruta con las acciones que debe emprender para estar en una posición de mayor probabilidad de hacer realidad lo que busca.

Icono de la etapa de ejecución del Método de Coaching DiRECTO.

Ejecución

La cuarta etapa del modelo de Coaching DiRECTO, consiste es ayudar al cliente a ejecutar la solución elegida para lograr avanzar hacia el resultado deseado.

Esto incluye ayudarle a implementar el plan de acción que fue elaborado en la etapa anterior, así como supervisar su progreso a lo largo del camino.

En un proceso de coaching se debe proporcionar un ambiente de apoyo enfocado en el aprendizaje a partir de la experiencia, pues la clave en la ejecución está en aprender a partir de lo que se hace.

Un enfoque basado en el aprendizaje, también debe asegurarse de que las acciones del cliente estén alineadas a sus valores. Esto hace que el recorrido sea significativo, aun cuando las cosas se pongan difíciles en el camino.

Por lo tanto, la ejecución debe enfocarse en el aprendizaje y la expresión de valores a través de la acción con el fin de maximizar las posibilidades de éxito del cliente.

Regresando al ejemplo, imagina que el líder se estableció un objetivo significativo, específico y medible. A partir de este, desarrolló un plan de acción a través del tiempo. Este plan consiste en iniciativas a implementar poco a poco.

El plan se comenzó a ejecutar a partir de un primer paso de acción al final de la primera sesión. En la siguiente sesión, el coach reflexionó sobre los resultados obtenidos por el cliente, con el fin de evaluar la efectividad de la estrategia, generar aprendizaje y verificar el rumbo de ser necesario.

Finalmente, el coach hace preguntas al cliente para preguntarle qué tan significativo es lo que hace, qué cosas significativas están siendo atendidas, y cuáles están siendo descuidadas.

Icono de la etapa de cambio del Método de Coaching DiRECTO.

Cambio

La gestión efectiva de un proceso de coaching, a través del Método de Coaching DiRECTO, ayuda a los clientes a cambiar sus pensamientos y creencias, mientras experimentan los resultados de sus acciones.

Para alcanzar cualquier objetivo, el cliente siempre tendrá que realizar cambios en su comportamiento o en su forma de pensar. En otras palabras, requiere actualizarse a una versión más funcional, acorde a los nuevos objetivos que quiere lograr.

En este sentido, la quinta etapa de nuestro método, consiste en facilitarle al cliente el cambio de hábitos de comportamiento y pensamiento, con el fin de ayudarle a hacer realidad lo que se propone.

Conociendo que el coaching es un proceso de aprendizaje y cambio, podemos decir que tiene como fin ayudar a las personas a reemplazar malos hábitos de actuar y pensar, por otros más efectivos.

En pocas palabras, el objetivo del cambio es actualizar las estrategias del cliente, con respecto a lo que hace y piensa, hacia unas más útiles en función de las necesidades actuales.

Por lo tanto, la gestión del cambio de hábitos y creencias es un elemento vital dentro de un proceso de coaching.

Ejemplo, en el caso del líder, seguro que tendrá que implementar nuevas rutinas para mejorar su desempeño. Ahora, para que estas prácticas se conviertan en rutinas, el líder necesita pensar de forma distinta sobre lo que hace, de lo contrario no cambiará su forma de actuar. Por lo tanto, un cambio en la forma de pensar es requerido para cambiar la forma de actuar.

Icono de la etapa de cambio del Método de Coaching DiRECTO.

Transición

La etapa de transición del coaching es vital porque prepara al cliente con métodos útiles para manejar el cambio, y admitámoslo, el cambio nunca es fácil.

Durante una transición, tú, como coach, debes ayudar a tu cliente a aferrarse fielmente a sus valores para que siga enfocado en lo que quiere conseguir, pues el cambio suele tomar tiempo.

En esta fase se requiere brindar mucho apoyo al cliente para que pueda manejar la transición entre dónde está y dónde quiere ir.

Haciendo referencia a nuestro ejemplo, imagina que el líder quiere implementar una iniciativa. Con esta nueva idea en mente, y después de haberla planeado bien, decide reorganizar su equipo de trabajo. No obstante, los resultados, seguro, no se van a ver de inmediato. Por lo tanto, en algunos momentos se presentarán dudas, problemas, y contratiempos, que pueden dificultar la transición.

Para ayudarle a gestionar este momento difícil, como coach, debes proporcionarle todo el apoyo necesario para que no renuncie a su objetivo.

Así pues, la sexta etapa de un proceso de coaching es apoyar el viaje del cliente hacia la consecución del objetivo que se ha propuesto alcanzar.

Icono de la etapa de obtención de resultados del Método de Coaching DiRECTO.

Obtención de resultados

El coaching es un proceso que siempre debe dar lugar a un cambio positivo. Esta es la razón principal por la que es importante que el coach se centre en conseguir resultados a lo largo de todo el proceso de coaching.

Si el cliente no logra pequeños logros que lo vayan acercando al resultado deseado, la intervención de coaching no podrá considerarse exitosa.

Para ayudar al cliente a alcanzar sus objetivos, el coach debe apuntar hacia el logro de resultados, en cada sesión de coaching.

Es por eso, que un coach debe coordinar sesión por sesión, qué es aquello que el cliente requiere lograr de la intervención a la luz del objetivo pactado por el proceso.

Por ejemplo, imagina que el líder decide que como resultado final del proceso de coaching, quiere implementar al menos 3 sesiones una a uno por cuatrimestre con su equipo, además de organizar un taller de integración fuera de la oficina al final de dicho período, con el fin de mejorar su desempeño como líder.

Para facilitar el logro de dicho objetivo, el coach debe diseñar con su cliente, un objetivo para cada sesión. Dichos objetivos, deben diseñarse en función del objetivo final pactado con el cliente.

Conclusión

Como has podido ver, cada etapa es vital para el éxito de una intervención de coaching. De forma resumida, las siete etapas de un proceso de coaching en función del método Coaching DiRECTO son las siguientes:

  1. Definir el alcance de un proceso explorando la situación actual.

  2. Investigar opciones de acción entre la situación actual y la deseada.

  3. Resolver un objetivo significativo a lograr mediante un plan de acción.

  4. Ejecutar el plan para pasar de la reflexión a la acción.

  5. Cambiar o actualizar el pensamiento y comportamiento.

  6. Apoyar la transición del cliente hacia la consecución de su objetivo.

Centrarse en la obtención de resultados durante todo el proceso.

¿Quieres el Mapa de Ruta para certificarte como coach? Haz clic aquí.

Imagen que invita a solicitar el Mapa de Ruta para certificarse como coach.

método de coaching

Roberto Bernal

Roberto Bernal es un Coach Profesional Certificado especializado en el desarrollo del liderazgo ejecutivo y emprendedor. Además, es un entrenador con experiencia en la formación y certificación de más de 1,200 coaches en la región.

Back to Blog

@ 2022—All Rights Reserved

International Coaching Institute